Hiperdoncia

 

A la presencia de un número excesivo de dientes lo denominamos hipergenesia o hiperdoncia. A los dientes en exceso los denominamos supernumerarios, denominados así porque sobrepasan el número normal en la arcada (20 en la dentición temporal, 32 en la permanente). 
Los dientes supernumerarios suelen ser únicos, pero también pueden ser múltiples. En este caso se suelen asociar a síndromes, tales como la displasia cleidocraneal o el síndrome de Gardner.
Por su forma distinguimos los supernumerarios con forma de diente normal (suplementarios), de los de forma conoide, filogenéticamente poco evolucionados (accesorios). Los dientes suplementarios suelen ser la imagen en espejo del diente contiguo.

 

Por su frecuencia hay posiciones clínicas específicas de hipergenesia que reciben nombre propio. Destacamos cuatro:

  1. Mesiodens. Se localiza entre los incisivos centrales superiores. Suele tratarse de un diente accesorio, ya que suele presentar forma anómala, cónica o en clavija.
  2. Peridens. Se localiza en la zona de los premolares, frecuentemente a nivel vestibular. Es más frecuente en la mandíbula. Pueden tener morfología normal o anómala.
  3. Paramolar. Se localiza en cara vestibular o palatina de molares. Más frecuente entre primero y segundo molar. Puede fusionarse con un molar dando lugar al tubérculo paramolar.
  4. Distomolar. Distal al tercer molar.
  5. Diente suplementario: diente extra de morfología y tamaño normal. Suponen un aumento del material dentario y cuyo efecto en la oclusión es un incremento del potencial de apiñamiento.

 

Raíces supernumerarias o accesorias

Es la existencia de un número de raíces superior a lo normal para ese grupo dentario. Las causa una hiperactividad de la vaina de Hertwig. Podemos encontrar raíces supernumerarias totalmente normales en tamaño y forma, mientras otras veces serán rudimentarias, a modo de apéndice. Estas últimas suelen localizarse a nivel de la bifurcación de los molares, especialmente inferiores. Puede también darse en otros grupos dentarios, si bien son excepcionales en los caninos e incisivos superiores.

 

Reducción del número de raíces

Se debe a la fusión de las raíces: es más frecuente en segundos y terceros molares. La fusión puede ser parcial o total, dando lugar a la aparición de una raíz piramidal, que se estrecha desde el cuello hasta el ápice, con cavidad pulpar única y un único conducto, o con 2 o más conductos independientes. Esta alteración suele localizarse a nivel de los segundos y terceros molares, siendo excepcional en los primeros molares, mucho más estables anatómicamente.

 

Highslide JS
Highslide JS
Highslide JS
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una pieza anatómica
Highslide JS
Imagen de una radiografía